Judith Mauri

Abogada

“ Es vital la autodisciplina y la auto exigencia “.

¿Qué recuerdas de tu paso por UDLA?

De mi paso por UDLA tengo el recuerdo de una experiencia maravillosa y muy gratificante. UDLA me ofreció la oportunidad de un sistema en el que pude conciliar trabajo, estudio y vida familiar, ya que estudié en modalidad Executive. Este sistema únicamente difiere del tradicional en el orden de estudio de los 10 ramos anuales que tiene la carrera sin dejar nada de la malla curricular exento. Lo más enriquecedor fue que la mayoría de los estudiantes éramos ya profesionales, de distintos ámbitos, lo que generaba un grupo de alumnos con basto conocimiento adquirido en distintas áreas como contabilidad, ingeniería comercial, administración de empresas, el que aportaba su conocimiento para aplicarlo al derecho, lo que enriquecía nuestro aprendizaje.

¿Qué destacas de su formación?

La excelente malla curricular adaptada a nuestras necesidades sin dejar nada al azar. Destaco los excelentes profesores académicos, todos ellos destacados en sus áreas, los que siempre tuvieron plena disposición para atendernos y apoyarnos, se apreciaba que ellos disfrutaban su labor y eso se traspasa al alumno. Debo destacar también los procesos de pruebas y exámenes, los que eran bien rigurosos, por los que tanto sufríamos y al final de la carrera lo que más valoras es la exigencia a la que fuimos sometidos, ahí te das cuenta de lo mucho que aprendiste con aquel profesor que te exigía tanto y lo gratificante que es mirar hacia atrás en estos momentos.

¿Cuál es tu trabajo actual y cómo llegaste ahí?

Después de titularme como abogada, seguí perfeccionándome, adquirí el título de mediadora y hoy en día me desempeño como abogada y mediadora de familia. Recientemente me desvinculé del estudio jurídico en el que aportaba como asociada producto de sobre carga laboral, ya que desde hace un año tengo mi centro de mediación particular instalado en Las Condes, www.santiagomediaciones.cl, el que junto con mi clientela adquirida como abogada de familia me absorbe por completo mi jornada laboral.

¿Cuáles son tus proyecciones futuras?

Actualmente sigo perfeccionándome, curso un diplomado de Compliance y me proyecto con una formación constante. En esta profesión no se puede dejar de adquirir conocimiento, constantemente ingresan nuevas normativas que derogan otras existentes, y para dar un buen servicio profesional, es vital la auto disciplina y auto exigencia. El centro de mediación cada día me absorbe más tiempo, es una labor muy gratificante, me permite guiar a las partes para buscar salidas colaborativas y así evitar juicios que conllevan un alto costo tanto emocional como económico. Sigo paralelamente ejerciendo mi profesión principal de la abogacía enfocada netamente en el derecho de familia de momento, pero no descarto en abrirme a un corto plazo a otras áreas del derecho.